Honor al Mérito para liberiana nacida al pie del volcán Rincón de la Vieja

Ser pionera en la investigación geoquímica en vulcanología y su amplia trayectoria en investigación, le permitieron a la Dra. María Martínez Cruz, recibir el reconocimiento de Honor al Mérito 2022 por parte del Colegio de Químicos de Costa Rica.

Esta distinción premia el hecho de ser la primera geoquímica de Costa Rica y la primera académica del Ovsicori-UNA en obtener un grado de doctorado, así como conocer lugares alrededor del mundo, donde se dan procesos vulcanológicos extremos que afectan al ser humano.

Martínez, actualmente se desempeña como investigadora en el laboratorio de Geoquímica Volcánica del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica, de la Universidad Nacional (Ovsicori-UNA), y ve su trabajo como fundamental en determinar la ocurrencia de los cambios sistemáticos en la composición química de fluidos acuosos, por los procesos interactivos entre gases-agua-roca en sistemas magmáticos-hidrotermales del país, como resultado de la vigilancia volcánica.

Desea servir a las comunidades

En sus inicios, recién concluida la secundaria, la investigadora trabajó en una fábrica de piezas de porcelana, esto le permitió conocer el proceso químico de transformación de un trozo húmedo de cerámica, en un objeto de fina porcelana.

Esa metamorfosis de figuras en molde a diseños horneados y coloridos fue la que inspiró a Martínez Cruz a forjar su carrera universitaria, basada en la química con especialización en ciencias de la Tierra, específicamente en el campo de la geoquímica.

Como pionera en la investigación geoquímica, se involucró en el desarrollo de novedosas y prometedoras plataformas de tecnología de punta para el monitoreo geoquímico en tiempo real de fluidos hidrotermales que brotan como nacientes de agua en volcanes del país como el Rincón de la Vieja, Arenal, Barva e Irazú.

Martínez, quien nació a los pies del Rincón de la Vieja, en Curubandé, en las afueras de la ciudad de Liberia, dijo que su vida ha estado marcada por el destino y siempre la ha puesto en medio de los volcanes.

“Todos estos años me han permitido conocer mucha gente y muchas situaciones alrededor de los volcanes y las comunidades necesitan apoyo, para ayudarles a analizar problemas y tratar de buscar soluciones para una vida mejor para los pobladores.”

Finalmente, la científica concluyó en que antes de jubilarse le gustaría dedicar unos años a trabajar directamente con las comunidades, sobre todo las que son cercanas a los volcanes, o bien donde pueda ser útil y así retribuir todo lo aprendido a lo largo de su carrera.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*